Nuestros principios

Monseñor Oscar Romero

Recientemente  beatificado por el Papa Francisco, Monseñor Oscar Romero (1971 – 1980) es un referente latinoamericano de compromiso con la causa de Jesús: el Reino de Dios. Como líder religioso supo alzar la voz en defensa de los derechos de quienes menos tenían y de quienes eran perseguidos, torturados y asesinados por fuerzas del Ejército en medio de la guerra civil en El Salvador.  Esta posición lo llevó a entrar en el campo político, comprendiendo el cristianismo como una fe que  empuja a participar activamente en el ámbito público en defensa de los más pobres y excluidos de nuestras sociedades. Su opción, como a Jesús, terminó llevándolo al martirio.  Oscar Romero es un ejemplo notable del tipo de compromiso político atingente a todo cristiano que hoy queremos relevar y dar a conocer a los jóvenes.

 

Saber más »

 

Bases teológicas de la Escuela

iglesia-latinoamericaLa Escuela Oscar Romero hunde las bases de su metodología en una teología de los signos de los tiempos, inspirada por el Concilio Vaticano,  en la tradición de la Iglesia en América Latina, en la reflexión de los teólogos latinoamericanos y por la praxis evangélica del pueblo de Dios. Dicha teología busca auscultar los signos del Espíritu que nos impele a hacernos cargo – como creyentes – del presente, asumiendo responsablemente las problemáticas acuciantes de la vida social, económica y política de nuestro tiempo. Creemos que Dios actúa en nuestra historia. Es en la creación y en el mundo donde Dios se revela, auto comunicándose. Es en la historia que nos toca vivir, con las grandezas y pequeñeces de la cultura de nuestra época, donde el Espíritu del Señor está soplando para llevar a la plenitud a creación que sigue “sufriendo dolores de parto” (Rom. 8).

¿Cómo se auto comunica Dios en la historia? En todo acontecimiento, lugar, persona  y relación donde se manifiesta lo más propio de lo divino: la experiencia del amor. “Dios es amor”. Por ello confiamos profundamente que todo el que ama tiene experiencia de Dios. Desde allí buscamos discernir juntos, como comunidad, para reconocer el paso de Dios en nuestra vida. Y, sobre todo, para develar lo que Dios está haciendo en la historia social y política de nuestro tiempo.

 

Discernimiento socio-político

2007-04-03 14.50.27La Iglesia está llamada a “escrutar a fondo los signos de los tiempos e interpretarlos a la luz del Evangelio” para poder “responder a las perennes interrogantes de la humanidad” . La Iglesia se coloca así en una actitud permanente de discernimiento de los signos de la presencia de Dios en el mundo. Esto va a implicar una valoración teológica del presente, que cobra densidad y espesor para el cristiano. Presente que llamará a mayores compromisos éticos y políticos. Esta nueva valoración del presente, como lugar de la manifestación de Dios, implicará pasar de un método de discernimiento deductivo a un método consecuentemente inductivo, del que nos sentimos herederos. Este método implica una apertura a otras disciplinas que nos ayuden a ver otras significaciones de la historia, que no son por ningún motivo saturables por la mirada teológica de la realidad. Todas las otras lecturas de la realidad son relevantes para la lectura teológica, ayudan a profundizar el sentido. Una buena teología de los signos de los tiempos busca escapar, por un lado, a un purismo teológico y, por otro, a la claudicación ante las ciencias, como si el Mensaje del Evangelio fuera reducible a meras conclusiones científicas, disolviéndose en otras disciplinas.

Inspirados por Monseñor Romero y por la herencia de la teología latinoamericana encarnada en tantos y tantas mártires que dieron su vida por luchar por una fe que busca la justicia, reconocemos que nuestro método se arraiga a la opción preferencial por los pobres y excluidos. Dicha opción representa el gran criterio de discernimiento de la acción política y verificación de la autenticidad de la experiencia cristiana. Benedicto XVI señala en el discurso inaugural de Aparecida que “la opción preferencial por los pobres está implícita en la fe cristológica en aquel Dios que se ha hecho pobre por nosotros”.

 

Metodología de Discernimiento Escuela Óscar Romero

Auto implicación

Ninguno de nosotros llega a este proceso de discernimiento como una hoja en blanco. Tenemos siempre una posición previa: opiniones, afectos, ideas, compromisos, pertenencias y marcos ideológicos que moldean nuestro pensar, sentir y actuar. Es fundamental objetivar lo que comprendemos y buscamos a fin de emprender una ruta formativa con libertad, apertura y sentido crítico.

Contemplación y análisis crítico

En esta etapa buscamos dar una mirada cristiana a distintas áreas o problemáticas de nuestra realidad sociopolítica. Para esto nos ayudan panelistas expertos en cada sesión de trabajo, que nos ofrecen su punto de vista sobre cada uno de los temas. Debemos ser capaces de escuchar sus ideas,  organizarlas racionalmente y reconocer que afectos se mueven entorno a ellas. La mirada cristiana del mundo no es sólo racional o científico-técnica sino que incorpora una experiencia afectiva que mira el mundo, sus sufrimientos y dilemas desde la compasión, desde el sentir con el otro, especialmente con el que sufre.

Juicio cristiano

Conscientes de que Dios nos habla en medio del mundo y que quiere abrirnos caminos para aprender a vivir más humanamente, queremos buscarlo y hallarlo en todas las cosas. Para eso necesitamos conocer y reflexionar en torno a algunos criterios cristianos para cada problemática abordada. Dichos criterios emergen desde la Escritura, el Magisterio Social de la Iglesia y la Teología.

Síntesis creyente

Este momento se caracteriza entonces por la apertura a Dios y la búsqueda de su libertad, reconociendo el desafío que tiene la comunidad creyente de pensar a fondo a la comunidad humana. Es un proceso personal y comunitario que nos permitirá hacer una síntesis entre nuestra espiritualidad cristiana y la realidad socio-política que nos rodea.

Acción transformadora

En primer lugar, se trata de constatar y asimilar la novedad que el Espíritu nos ha regalado a partir de esta experiencia de discernimiento. Esa novedad implicará ensanchar y/o modificar nuestras auto-implicaciones y pensar en diversas concreciones políticas y sociales de aquello que vayamos descubriendo como invitaciones de Dios. El fruto de nuestro proceso de discernimiento será el llevar a la práctica alguna de estas invitaciones en nuestros espacios de participación social, eclesial y/o política.

You are donating to : Greennature Foundation

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
paypalstripe
Loading...